7. El Halcón otea – Vejiga

Descripción

Girar el torso hacia la izquierda, llevar el peso a la pierna derecha y elevar los brazos por el frente hasta la altura del pecho. Dar un paso hacia la diagonal izquierda con la pierna izquierda y rotar los brazos para tocar las costillas con el canto interno de las palmas.

Elevar los brazos describiendo un arco en un plano frontal por los lados del tronco hasta colocarlas sobre la cabeza con los dorsos enfrentados. Mientras doblar la rodilla izquierda y lentamente extender la pierna derecha hacia delante con la punta del pie extendida. Mirada al frente.

Elevar los brazos, llevar los hombros hacia atrás, estirar el cuello y hacer una flexión dorsal del tobillo para acercar la punta del pie. Mirada al frente.

Traer de vuelta el pie derecho para ponerlo junto al izquierdo, dejar caer los brazos a los lados. Mirada al frente.

Repetir los movimientos hacia el otro lado y con la otra pierna.

Realizar dos ciclos completos en cada dirección. Al final terminar con los pies  la anchura de las caderas. Y la mirada al frente.

Consejos

Rotar los hombros para que al elevar las manos las palmas estén hacia fuera y los dorsos enfrentados. Estirar el cuello suavemente.

Al traer los dedos de los pies hacia atrás y arriba, lleva la atención desde el lacrimal (Jingming – V1) subiendo por la cabeza, bajando por la espalda hasta el hueco poplíteo (Weizhong – V40) y llegando a la punta del quinto dedo en el pie (Zhiyin – V67), realizando una pequeña pausa.

Cuando se proyecta la patada y sube la punta del pie, espirar.

Meridiano de Vejiga

Beneficios

Al estirar brazos y espalda y avanzar el cuello se mejoran y previenen dolores de cuello y hombros.

La práctica de los pasos y equilibrios con piernas extendidas ayudan a mejorar el equilibrio evitando caídas y mejorando y previniendo dolores en las piernas.