11. Exhalar con la Cabeza Levantada – Vesícula Biliar

Descripción

Elevar los brazos por delante del pecho hasta la altura de los hombros con las palmas enfrentadas y la vista al frente. Continuar ascendiendo los brazos sobre la cabeza y mirar hacia el frente y arriba.

Dejar caer los brazos por los laterales hasta la horizontal y echarse ligeramente hacia delante, elevar la cabeza, lanzar el pecho al frente, arquear la espada y mirar hacia arriba.

Nivelar la cabeza y estirar los brazos hacia atrás.

Rotar las palmas y bajar las manos a la cadera donde apoyan con los dedos apuntando hacia abajo. Levantar las manos hasta la altura de la cintura y simultáneamente levantar los talones del suelo. La mirada al frente.

Deslizar las manos hacia abajo sobre las caderas dejando caer los talones. Continuar con la inercia de la bajada doblando las rodillas a media sentadilla. La mirada al frente.

Todos estos pasos componen un ciclo. Realizar un total de dos ciclos.

Al final, dejar que los brazos caigan relajados a los costados, mantener la anchura de los hombros y mirar al frente.

Consejos

Al bajar los brazos a la línea horizontal, mantener el cuello relajado.

Al subir y bajar los brazos a los lados, llevar la atención desde el canto externo del ojo (Tongziliao – Vb1), por la articulación de la cadera (Huantiao – Vb30), hasta la punta del cuarto dedo (Zuqiaoyin – Vb44). 

Al bajar los brazos por los lados, espirar.

Meridiano de Vesícula Biliar

Beneficios

Estirar los brazos hacia atrás y abrir el pecho hacia delante puede mejorar el asma y la congestión del pecho y ayuda a prevenir y mejorar dolor en cuello y hombros.

Levantar los talones puede fortalecer los músculos de las pantorrillas, estirar músculos y ligamentos de la planta del pie y mejorar el equilibrio.