Tipos de chikung

Existen tantos estilos diferentes, con tantas variaciones dentro de ellos y con propósitos tan distintos que resulta complicado categorizarlo.

Podemos encontrar en función de su origen Qigong Taoísta, Budista, Confucionista, Médico o Marcial. En función de su naturaleza podemos diferenciar entre Qigong Dinámico y Qigong Estático; y en función del tipo de posturas podemos separar entre estilos de pie, sentados o tumbados.

La clasificación que me gusta a mi es en función de su objetivo final:

  • Mantener la salud. Busca que un flujo de Chi equilibrado y una mente en calma, regule y corrija los desequilibrios, haciendo que se conserve la salud.
  • Curar las enfermedades. Es el objetivo del chikung médico. Es utilizado por expertos en chikung y requiere de un diagnóstico preciso para saber que ejercicios son los adecuados para restaurar el equilibrio de la persona.
  • Prolongar la vida. Va más allá de mantener la salud, busca superar los límites ralentizando la degeneración de los órganos.
  • Artes marciales. Existen dos focos, los que buscan la manera de vigorizar el cuerpo y fortalecerlo para resistir agresiones y los que buscan potenciar habilidades marciales.
  • Crecimiento personal o espiritual. La práctica del chikung se utiliza para alcanzar un nivel de realización superior por diferentes fines espirituales como la iluminación o la budeidad o con ideas más terrenales como armonizar al individuo con la sociedad, cultivar la virtud, la conciencia social y fortalecer la energía universal. 

El caso es que cualquier intento de clasificación va a resultar un tanto burda ya que muchos sistemas de qigong se pueden englobar en más de uno de los propósitos mencionados. Muchos ejercicios de qigong marcial, aunque estén enfocados en aumentar la eficacia en un combate, también mejoran la salud. 

El qigong taoísta, aunque esté dirigido a la longevidad y la iluminación, para alcanzar este objetivo es necesario estar sano y curar enfermedades.

Lo que hay que tener en cuenta es cada forma tiene su propia teoría y sus propios principios que hay que comprender para poder practicarla adecuadamente.