Regulación del Cuerpo: estructura y alineación

Como alinearnos de pie

Sólo a través de una postura correcta se crean las bases para un movimiento correcto. La estructura externa y el estado interno se afectan mutuamente. Esto significa que de la misma manera que si una no es adecuada, arrastra a la otra, también podemos mejorar una al mejorar la otra.

Estos son los pasos que debemos seguir para una postura correcta estando de pie:

  1. Con los pies separados a la anchura de los hombros aproximadamente, trata de buscar la comodidad. Relaja las plantas de los pies, tobillos, rodillas y caderas.
  2. Suspéndete desde lo alto de la coronilla, permitiendo que el cuello se abra.
  3. Relaja los hombros y permite que el pecho se asiente.
  4. Relaja las lumbares y la cintura.
  5. Asiéntate en el kua.

Como hundir y elevar

El simple acto de hundir el peso y volver a elevarse a la posición de pie es la base de muchos movimientos de chikung. Hundirse es más que sólo doblar las rodillas. Es permitir que las articulaciones de los pies, tobillos, rodillas y caderas cedan ante la gravedad. Consiste en permitir pasar la gravedad a través de la estructura y que las articulaciones se muevan por la influencia de la fuerza descendente.

Hundirse

  1. Estando de pie, profundiza en la relajación de las plantas de los pies, tobillos, rodillas y caderas.
  2. Permite que el kua se pliegue, manteniendo una relajación proporcionada junto con las rodillas y tobillos.
  3. Asegúrate de que la cintura y las lumbares permanecen relajadas y el sacro cae verticalmente según te hundes.

Elevarse

  1. Siente la relación entre tus muslos y el trípode en el apoyo de cada pie.
  2. Presiona los muslos hacia abajo mientras mantienes la relajación en las plantas de los pies, tobillos, rodillas y caderas.
  3. Continúa con la presión hacia abajo hasta que te hayas elevado completamente. Mantén las rodillas desbloqueadas.
  4. Comprueba que sigues manteniendo la sensación de estar suspendido desde lo alto de la cabeza.